La construcción de silos, conociendo los procesos (Parte I)

Los silos son contenedores para múltiples usos dentro de la industria, su utilidad radica en la amplitud de su espacio para contener algún producto, de ese modo optimizan el producto y el espacio de ocupación, resultando ser recipientes ideales para cualquiera.

Escuderos Grupo Empresarial es una empresa que se dedica a ofertar servicios y productos relacionados con la optimización de los procesos de la industria y la construcción, por ello es que podrás encontrar además de maquinaria y servicios, productos para abastecer tu industria, o bien, para optimizar tus procesos.

En Escudero Grupo Empresarial sabemos que los silos son fabricados por diferentes materiales, y aunque hemos hablado sobre la utilidad de estos recipientes, consideramos necesario que nuestros usuarios conozcan más a detalle sobre la fabricación de éstos, que aunque actualmente son fabricados por procesos más manufacturados y en masividad, también existe este lado de elaboración manual en totalidad, en donde consideramos es una gran labor. A continuación te daremos una narración, a modo de tutorial, sobre cómo se lleva a cabo la elaboración de un silo de lámina de zinc.

Herramientas necesarias para la fabricación de silos:

ü  Maceta de madera

ü  Engargoladores

ü  Pica hielo

ü  Tijeras de corte recto

ü  Un par de martillos

ü  Máquina biseladora

ü  Cubo de fierro acerado y solera de fierro acerado de un cuarto

ü  Tijeras de corte interior

ü  Desarmador y pinzas

ü  Fierro redondo acerado

ü  Machetillo

ü  Limatón

ü  Cepillo de alambre

ü  Solera de un octavo

ü  Flexómetro

ü  Soplete para gas

ü  Cautines de cobre

ü  Brocha para colocar el ácido así como recipientes

ü  Dos calzos de madera

ü  Una viga

Materiales necesarios:

ü  Ácido muriático

ü  Encendedor o cerillos

ü  Soldadura de estaño

ü  Lámina de zinc de calibre 26 de 3 por 10 metros

ü  Lámina de zinc de calibre 26 de 2.44 metros por 1.22 metros

ü  Dos tapas de bronce con un diámetro de 10 centímetros

Procedimiento de elaboración:

Se comienza trazando el fondo y las partes de la cúpula en la lámina de 3 por 10. Con el picahielo marcamos la forma de las plantillas. Ten en cuenta que el diámetro de la base del silo es de 79 centímetros (dependiendo de las medidas del pedido) al igual que la cúpula. Cabe mencionar que la lámina de 3 por 10 nos abastecerá para generar dos cúpulas y do bases, esto con el fin de no desperdiciar material.

Una vez que se ha trazado sobre la lámina, se comienza a cortar con las tijeras de corte recto, procurando seguir la línea guía de la manera más precisa. Posteriormente cortaremos las puntas de los paños de la cúpula para formar las pestañas, luego se cortará el espacio para el tapón, el cual dependerá del diámetro del mismo. Procederemos a pestañear una de las caras de los paños que conforman la cúpula, procurando que las pestañas sean de la misma medida a fin de asegurar un resultado óptimo. Para esto se aconseja que las pestañas sean de 0.5 centímetros, esa medida permitirá un manejo mucho más eficaz.

Colocamos el paño sobre la mesa, y con la maceta de madera se comienza a golpear el límite del paño hacia el ángulo, generando así la forma de la pestaña. Giramos el paño a 180 grados y alineamos el palo con el ángulo con el fin de generar una pestaña inversa a la pestaña anteriormente hecha (una pestaña se dirige hacia arriba y la otra hacia abajo).

Colocamos el paño con las pestañas hacia arriba y golpeamos hacia adentro con la maceta de madera para bajar la pestaña, una vez que la pestaña está hacia abajo, atraemos la lámina hacia nosotros y golpeamos nuevamente con la forma del ángulo para formar una tercera pestaña. Repetimos el mismo proceso de pestañeo, pero en este caso con el paño restante.

Armado de la cúpula

Una vez los paños están listos se procede al armado de la cúpula, colocamos los paños de frente a nivel del sueño, y manualmente, encajamos las pestañas. Alineamos las puntas de las cúpulas, y con el martillo, golpeteamos la ceja en su parte exterior, utilizando el engargolador, esto con el fin de asegurar la punta. En la punta inferior se realizará la misma acción, golpeando suavemente la punta, con el objetivo de asegurar la cúpula para el siguiente paso.

Ya que las puntas están aseguradas, se coloca el engargolador en la parte superior, golpeando hacia la parte inferior con más fuerza, asegurando la unión de la cúpula, golpeando con el martillo directamente para reafirmar la unión. Como resultado de lo siguiente, se marcará una especie de tope, lo cual será la señal de que el engargolado fue exitoso. Con el engargolado listo, se cerrará manualmente la cúpula. Una vez que las cejas están unidas se llevará la cúpula a la viga para alinear las puntas, es decir, repitiendo el mismo proceso con el que unimos las primeras aristas, dando forma así al cono de la cúpula.

Lo siguiente es llevar todo a la máquina biseladora, la cual debe estar calibrada a un centímetro para crear el holán de la cúpula. Colocamos el extremo de la cúpula y se comienza a girar la palanca que generará el holán. Una vez concluido esto, se calibrará la máquina para generar las pestañas de la cúpula y la base, con medidas iguales, aproximadamente de  un centímetro.

Colocamos el fondo del silo sólo para marcar una pequeña ceja, después se utilizará la solera de un octavo para golpear la orilla y así levantar la ceja hacia arriba. Tomamos la cúpula de nuevo, y con la misma calibración con la cual se realizó el pestañeo del fondo, realizaremos el pestañeo de la cúpula a la orilla del holán. Una vez terminado, golpeamos la orilla de la ceja hacia adentro con la solera y finalizamos con algunos golpeteos con el martillo para darle un toque uniforme. Así se finaliza el armado de la cúpula.

En Escudero Grupo Empresarial contamos con silos elaborados en diversos materiales como lámina, caucho y madera. Revisa nuestro sitio web y entérate a detalle de los precios y modelos con los que contamos.