La construcción de silos, conociendo los procesos (Parte II)

Escudero Grupo Empresarial es una constitución corporativa dedicada a la promoción y venta de servicios, maquinaria y productos para abastecer la industria. Con su sólida experiencia en el área, tiene la característica de siempre ofrecer un trato de calidad y dar resultados contundentes. En esta ocasión retomaremos el artículo de la entrada pasada, que como sabes, es una detallada narración sobre el proceso de elaboración de los silos de lámina de zinc. Te invitamos a que leas La construcción de silos, conociendo los procesos (Parte I) para que te contextualices con este artículo de continuación y puedas hilar adecuadamente todo el texto.

Cuerpo del silo

Procedemos a pestañear el cuerpo del silo colocando la lámina de 2.44 por 1.22 sobre la mesa de trabajo (de forma en que las orillas permanezcan juntas), cortando las puntas de cada extremo de la lámina (generando un ángulo de 45 grados) para armar las pestañas del cuerpo. Luego, se colocará una de las orillas de la lámina sobre el borde del ángulo, la fijamos a partir del corte de nuestra ceja para generar una pestaña, enseguida golpeamos con la maceta de madera la orilla de nuestra lámina (pestaña de 0.5 centímetros), y se realiza la misma operación para hacer la ceja del otro extremo de la lámina.

Una vez concluidas las cejas, se acomodará la lámina de tal forma que ambas cejas permanezcan hacia arriba, una vez arriba, se alineará la lámina a la orilla y golpeamos con la maceta de madera hacia abajo para cerrar las pestañas con un pequeño golpeteo, el cual a su vez dejará una especie de zanja para que las pestañas embonen entre sí. Y así se hace el mismo procedimiento con la ceja restante.

Una vez terminado, colocamos la lámina en el piso y los calzos de madera a la mitad de la lámina en cada extremo de la misma, después colocamos la viga entre los calzos de madera, posteriormente cerraremos las cejas del cuerpo del silo manualmente, colocamos un pie encima de la viga para evitar que la lámina se mueva, y con el martillo, daremos algunos golpes para empujar las cejas entre sí, después, tomamos el engargolador y el martillo y los posicionamos unos 10 centímetros antes de la orilla de las pestañas para asegurar la primera fase del engargolado. Al finalizar haremos el mismo procedimiento, dejando el mismo espacio entre la orilla y el centro.

Una vez concluido el engargolado del cuerpo del silo, retiramos los calzos y la viga, colocando el cuerpo del silo en forma vertical, y con el martillo y la orilla del engargolador, golpeamos hacia afuera para crear una pestaña. Volteamos el silo y efectuamos el mismo procedimiento en la orilla restante del cuerpo. Una vez que las cejas están concluidas se prosigue a lo siguiente.

Ensamble

Ya que tenemos elaboradas las cejas del cuerpo, se coloca manualmente el fondo del silo con un pequeño golpeteo para asegurar el fondo al cuerpo. Enseguida, golpearemos con el martillo y la orilla del engargolador la ceja de nuestra base hacia arriba a fin de que éstas queden selladas. Antes de colocar la cúpula sobre el cuerpo del silo, colocaremos el tapón superior posicionado en el centro de nuestra cúpula, para ello nos dirigiremos a la mesa de trabajo y ponemos la tapa de bronce sobre el centro de la cúpula.

Marcamos loa circunferencia del tapón con el picahielo, y con las tijeras de corte plano, rebanamos la orilla marcada asegurándonos de no dejar rebaba por ningún lado– para que el tapón embone fácilmente. Llevamos nuestra cúpula al cuerpo del silo y lo posicionamos de tal manera que los engargolados de ambas piezas coincidan, lo cual nos asegurará un trabajo mucho más estético.

Aseguramos manualmente la cúpula, y con el martillo, aseguramos las cejas de la cúpula y del cuerpo del silo. Colocamos el silo de forma horizontal sobre el piso, y con la solera de un cuarto y el cubo de fierro acerado, golpeamos las pestañas hacia adentro con el fin de cerrarlas. Gracias a este procedimiento los silos estarán listos para el siguiente paso.

Soldadura y preparación

La soldadura que se utilizará para este proceso está hecha de estaño con plomo y su preparación es la siguiente. Con el soplete previamente calentado, colocamos el plomo sobre el horno y comenzamos su función, una vez líquido, se limpiará de impurezas, asegurándose de su limpieza total para obtener un resultado ideal. Una vez depurado se anexará el estaño para combinarlos. Al igual que el plomo, el estaño cuenta con algunas impurezas, y éstas deben ser removidas. Lo que sigue es trasladar el horno donde contenemos la mezcla hacia el ángulo donde lo verteremos, y una vez lista, esperaremos su secado para poder retirarla. Y así es como se tendrán listas las barras para soldar.

Para la preparación del ácido, se deben tomar medidas específicas, como por ejemplo, contar con precaución para los ojos y la piel así como realizar la mezcla en un ambiente ventilado. La preparación se lleva a cabo vertiendo un poco de ácido fuerte sobre uno de los recipientes (el color amarillento es característico del ácido muriático) y se le rebaja con zinc, aunque si no se cuenta con este segundo elemento, se puede utilizar lámina galvanizada. Se colocará el zinc en pedazos pequeños hasta que el ácido deje de burbujear y cambie su tonalidad a un tono grisáceo. Una vez listo, vaciamos el pacido rebajado sobre otro recipiente, a modo de que separemos el pacido de los pedazos de metal.

Antes de comenzar con el proceso de soldado, tomaremos el cepillo de fierro para limpiar las zonas de posibles impurezas. Una vez limpia el área, tomamos el ácido fuerte y lo aplicamos con una brocha de pelo de vaca (por su alta resistencia al ácido) sobre las orillas del silo para prepararlo para la soldadura. El cautín debe estar previamente calentado y preparado, una vez listo, humedeceremos rápidamente la punta del cautín sobre el ácido rebajado, esto con el fin de que el cautín funda perfectamente la soldadura.

Colocamos el cautín y la soldadura en la orilla de nuestra base y comenzamos a derretir la soldadura alrededor de la circunferencia de nuestro silo justo encima de las pestañas que unen el silo con el fondo, una vez terminado, procederemos a soldar la cúpula. Antes, con el martillo, generaremos una pequeña pestaña en el espacio donde va el tapón, colocamos el tapón superior y lo ajustamos para soldarlo.

Colocamos el silo de manera horizontal, al contrario de donde se tiene el engargolado y realizamos una apertura para el tapón inferior. Para este proceso, el tapón inferior debe estar unido y soldado a una circunferencia para colocarlo debidamente en la parte baja del silo. Colocamos el tapón, previamente preparado, y marcamos con el picahielo la forma del mismo.

Con el machetillo y el pedazo de fierro redondo haremos unas aberturas en forma de signo de cruz dentro de la circunferencia marcada previamente, ahora con el camino despejado, utilizaremos las tijeras de corte interior para cortar la circunferencia establecida, procurando dejar una pequeña orilla para hacer una ceja que embone con el tapón. Con el fierro redondo golpeamos la pequeña pestaña para alzarla hacia arriba, y una vez listo, embonamos el tapón con la pestaña generada manualmente y golpeamos hasta que embone perfectamente, luego, volvemos a hacer el procedimiento de soldadura.

Por último, es necesario revisar los silos y las pequeñas aberturas que hayan quedado pendientes en la soldadura.

Escudero Grupo Empresarial te invita a que visites nuestro sitio web. ¡Te estamos esperando con los productos y servicios ideales para tu empresa o proyecto!