La importancia y las ventajas que representa el uso de una emulsión asfáltica de calidad

¡Buen día, querido lector!  Es un gusto que nos acompañes una vez más a este blog que Escudero hace especialmente para ti. Para nosotros es un orgullo presentarte nuestros productos a través de este espacio, es muy importante darte información, consejos e historias que puedan dibujar  una idea más clara de lo que como empresa te ofrecemos. Esta entrada queremos dedicarla a los tipos de emulsión asfáltica y su importancia al momento de llevar a cabo cualquier obra que requiera de su uso.

La emulsiones asfálticas han representado un gran avance y simplificación en los procesos de pavimentado, ya que al aplicarse en frío, reduce considerablemente el tiempo de trabajo, la energía y la maquinaria que se requiere para colocar un pavimento caliente, ya que este tipo de asfalto requiere de una proceso de fundición en el lugar en el que se está llevando a cabo el repavimentado.

Otra ventaja que tiene el uso de la emulsión asfáltica es que a diferencia del asfalto caliente sí puede aplicarse con condiciones climáticas adversas, como una gran concentración de humedad o con  lluvia, esto es muy importante ya que no se generan retrasos en la obra si se presentan algunas de estas condiciones climáticas.

Este es un punto muy favorecedor si queremos trabajar en carreteras, pues cuando se realiza una obra de este tipo es común que ésta se detenga por el mal tiempo; por lo tanto, optar por una emulsión evitará que inviertas más dinero en reanudar la obra, además reducirás el tiempo de realización del proyecto y, por ende, el de la mano de obra.

Una de las razones por las que  en la actualidad se prefiere el uso de esta emulsión es que mediante su se controla el tiempo de ruptura de las emulsiones, pues existen varios tipos de éstas, las cuales describiremos más adelante.

Y después de esta introducción seguramente estarás preguntándote: ¿qué es una emulsión?

Es básicamente la mezcla de dos líquidos afines entre sí, unidos por medio de un emulsificante o emulgente, éstas pueden encontrarse en fases parciales o totalmente inmiscibles, también son conocidas como fase discreta o dispersa y la fase continua o dispersante.

Un emulsificante es un compuesto orgánico que tiene un peso molecular considerado relativamente elevado entre un 100 y 300, está compuesto por una parte hidrofóbica que comúnmente es una cadena lineal o cíclica hidrocarbonada, y de una parte hidrofílica, que es el grupo polar inorgánico u orgánico, estas deben ser solubles en un medio acuoso. Teniendo esta breve explicación de los compuestos de una emulsión asfáltica, podemos responder la siguiente pregunta:

¿Qué es una emulsión asfáltica?

En este caso, los materiales o líquidos que se mezclarán entre sí son el asfalto y el agua, esto se logra gracias al emulsificante, éste estabiliza la emulsión creada de la mezcla del agua y del asfalto al depositarse en la interface entre estos dos compuestos

Estas emulsiones asfálticas comenzaron a usarse específicamente para la construcción de caminos, aunque se vieron con un gran inconveniente durante el proceso: esta emulsión tardaba mucho tiempo en romperse y no reaccionaba bien a las inclemencias del tiempo, como la lluvia o la humedad, a partir de esta experiencia se optó por los asfaltos y emulsiones asfálticas rebajadas y tal ha sido su aceptación y preferencia que siguen siendo los más cotizados en el mercado de las construcciones de caminos.

El uso de las emulsiones asfálticas es, hasta ahora, la mejor opción para planear cualquier tipo de arreglo en las carreteras, avenidas de gran tránsito o en calles en donde se necesite de una nivelación del piso o de un bacheo, ya sea superficial o profundo.

Los tipos de emulsiones asfálticas pueden dividirse de la siguiente manera:

  • De rompimiento rápido: Estas son ideales para trabajos superficiales como bacheo o una repavimentación superficial, no deben mezclarse con petróleo, pues el efecto se perderá.

  • De rompimiento lento: Estas tiene mayor estabilidad y su composición les permite resistir cualquier tipo de obra que tenga como componente el petróleo, también pueden usarse mezclas que tengan materiales finos como la cal, o el cemento, son excelentes para un trabajo de nivelación o bacheo profundo.

Las diferentes maneras de rociar la emulsión asfáltica tienen un propósito establecido, a continuación te explicaremos algunos de los más usados en las obras:

  • Tipo neblina: Es empleado para reparar las carpetas de estructuras abiertas que comienzan a mostrar signos de desgaste, se ocupa un 40% de emulsión  un 60% de asfalto, el rocío es en forma de neblina, de ahí el nombre y puede combinarse con un mortero de emulsión asfáltica, con arena fina, para así obtener una mayor estabilidad en la mezcla.

  • Estabilización del suelo: En este tipo de uso y por las necesidades que cubre  puede aplicarse la emulsión sola  o con una combinación de asfalto de lento rompimiento y cemento, obteniendo un suelo más estable y de mayor resistencia.

Estos son solo algunos de los ejemplos de uso y de mezcla que permite la emulsión asfáltica, que como mencionamos, representa una serie de grandes ventajas que facilitan enormemente el mantenimiento y las obras nuevas de caminos o carreteras, pues sus componentes permiten que se realice el trabajo sin importar las condiciones del clima.

Si estás buscando la mejor emulsión asfáltica para realizar tus proyectos, no dudes en acercarte a Escudero, tenemos más de 300 obras que respaldan nuestra calidad y entrega en cada uno de nuestros trabajos y en cada uno de los materiales que te ofrecemos.