Plantas de asfalto, sus tipos y la importancia en las obras de pavimentación

¡Buen día querido lector!  Es un gusto que nos acompañes una vez más en el blog de Escudero, mediante el cual estamos felices de poderte presentar nuestros productos, información, tips e historias que puedan ser de tu interés. En esta entrada queremos platicarte sobre uno de nuestros servicios y productos que son una maravilla, pues agiliza y economiza las obras de pavimentación a cualquier escala, hablamos de la planta de asfalto.

Seguramente al ir transitando por alguna de las grandes arterias de cualquier urbe de nuestro país, te has encontrado con la sorpresa de tener que cambiar de camino por algún mantenimiento que se le está dando a alguna de las avenidas, calles o carreteras, lo que puede ser un verdadero dolor de cabeza, pero tienes que saber que estas obras son necesarias, y si los carriles se reducen o bloquean es para que se pueda dar el mantenimiento requerido para bien de todos los autos y camiones que circulan a diario, esto mediante el transporte de una planta de asfalto que agilice el proceso.

Para este tipo de situaciones, nosotros recomendamos siempre la planta de asfalto móvil, que es el tipo de servicio que nos gusta ofrecer en Escudero, pues además de hacer las obras más eficientes, se reducen los costos de traslado del material y la emulsión al lugar en donde se realice la obra, dado que en las plantas de asfalto móviles y calientes se puede llevar a cabo este procedimiento sin ningún problema.

Por eso es tan común que veas esas maquinarias enormes que suelen ocupar por lo menos un carril de espacio. La ventaja de este proceso que puede parecerte una tortura al momento de transitar, es que durará menos y pronto podrás transitar libremente disfrutando de una carretera o avenida en perfectas condiciones.

En todas las construcciones de aeropuertos, estacionamientos y nuevas vías de tránsito, el uso del asfalto en todas sus presentaciones es indispensable, pues de otra manera, el camino o la obra que esté en proceso no podría llevarse bien a cabo y no duraría el tiempo que requiere.

Ahora bien, el asfalto permite que podamos circular en buenas condiciones hacia nuestros destinos. Imagina simplemente tener que transitar aún por caminos de terracería o por calles pavimentadas con piedras de río, sería una locura y terminaríamos probablemente con terribles migrañas y mareos por las pésimas condiciones de las vías.

Por suerte, ahora es casi imposible imaginar una ciudad sin sus vías principales construidas con asfalto, de otro modo, la vida a la que estamos acostumbrado sería completamente distinta, sobre todo para el comercio, pues en condiciones poco favorables como caminos de terracería o carreteras libres en mal estado, los camiones de carga pesados tienden a presentar más problemas y su trayecto se hace más lento por cuestiones de seguridad.

Es por eso que los constantes mantenimientos y construcciones de nuevos caminos son un mal momentáneo y necesario para algunos, pues las ventajas de poder circular por ellos después de un buen trabajo y manufactura con materiales de excelencia son más que las molestias breves por las que tenemos que pasar.

Por el contrario, si estos trabajos se hacen a prisa y con malos materiales, es probable que el camino no aguante las exigencias del tránsito continuo ni del paso de camiones de carga pesada, por lo que el asfalto se quebrará pronto y los famosos y temibles baches aparecerán a la menor provocación. Es por eso que cuando se construye un nuevo tramo, recomendamos el uso de plantas asfálticas móviles, para garantizar así una obra de calidad y durabilidad.

Como complemento a esta información anterior, a continuación queremos explicarte muy brevemente los tipos de planta de asfalto que existen y cómo funcionan:

Plantas de asfalto fijas o estacionarias:

Como su nombre lo indica, se encuentran instaladas en lugares permanentemente, por lo que el material tiene que ser trasladado de éstas al lugar en el que será realizada la obra.

Plantas móviles o portátiles:

Este topo de planta puede ser desinstalada sin ningún problema y puede llevarse a cualquier lugar en donde se realice la obra de pavimentación, teniendo así una gran ventaja sobre las fijas, pues como comentamos previamente, puede moverse a donde la necesites ahorrando mucho tiempo y dinero, por lo que el proceso será mucho más ágil.

Plantas continuas:

Su mecanismo es más simple, y son ideales para proyectos que no requieran de un asfalto de gran rigidez, como calles pequeñas, estacionamientos pequeños, como en escuelas.

Plantas discontinuas:

Éstas son las indicadas para proyectos de pavimentación que sí requieren de una gran rigidez, como carreteras, avenidas, puentes, aeropuertos y cualquier zona en donde se registre un gran flujo de vehículos y de transporte de carga pesada; la diferencia entre esta planta y la continua radica en la máquina amasadora o mezcladora.

En resumen, la planta de asfalto móvil es una verdadera ventaja al momento de realizar cualquier proyecto de pavimentación, es útil en todos los casos y la inversión por la renta o la compra de esta maquinaria es como comprar una mina de oro, pues puedes ahorrar grandes cantidades en traslado y en tiempo que se reflejan en menos gastos operativos.

Si tu proyecto requiere, pues, de cualquier servicio de planta de asfalto, no dudes en acercarte a Escudero, los expertos en el manejo de esta maquinaria, donde podemos asesorarte en todo el proceso e incluso podemos ir hasta el lugar de la obra e instalar el equipo que requieras. Sabemos que la precisión y la correcta ejecución de estas máquinas es muy importante para que la obra se concluya de manera exitosa, así que no dudes en contactarnos.

Esperamos que esta entrada haya sido de tu agrado, esperamos pronto tu siguiente visita.