EL BLOG DE LOS ESPECIALISTAS EN ASFALTO

 
CATEGORÍAS
3 razones por las que la mezcla en caliente no dejará de existir
10 Abr 2019

3 razones por las que la mezcla en caliente no dejará de existir

La mezcla asfáltica en caliente es el resultado de la distribución homogénea de un material asfáltico en uno pétreo. Este producto es muy comúnmente utilizado para la construcción de carreteras.

Sin embargo, ante el surgimiento de nuevos materiales, el constante incremento en el tráfico y, por ende, mayor desgaste, así como la búsqueda de materiales más económicos, llevan a algunas personas a creer –erróneamente–, que tal vez no es la fórmula indicada.

No obstante, la mezcla en caliente continúa como la opción de mayor uso en la construcción de caminos, aquí te diremos tres razones por las que este método sigue y seguirá siendo una gran opción en la construcción.

Aspectos de construcción

En cuanto a aspectos prácticos de la construcción, las mezclas en caliente conceden facilidades como ninguna otra opción.

En primer lugar, al permitir que la implementación de este material se de por fases, se puede reducir seriamente el tiempo que una carretera debe de pasar libre de tránsito, además de que el tiempo para colocarlo es muy rápido, solamente se necesita que la mezcla alcance la temperatura indicada para que pueda comenzar a usarse.

Por esto, se pueden aprovechar solamente horas de bajo tránsito para colocar la mezcla. No hay necesidad de que el camino permanezca cerrado por un largo periodo de tiempo.

Distintos tipos de mezclas

Dependiendo de su composición, las mezclas asfálticas en caliente se pueden dividir en dos. Cada una de ellas tiene usos específicos por lo que se ajustan a diferentes circunstancias. Además, cada una de ellas tiene diferentes propiedades físicas, permitiéndoles adaptarse a diferentes condiciones ambientales.

Mezcla asfáltica de granulometría densa

Esta mezcla caliente y homogénea, producto de la mezcla entre asfalto y materiales pétreos bien graduados, con tamaño nominal entre 37.5 y 9.5 milímetros, se utiliza comúnmente en la construcción de carreteras nuevas y que requieren de una alta resistencia estructural. Claro que, para aprovechar más el producto deberás de constar de la mejor maquinaria para hacer, te invitamos a conocerla en nuestro blog.

Mezcla asfáltica de granulometría abierta

Esta mezcla caliente, homogénea y con un alto porcentaje de vacíos, producto de la mezcla entre asfalto y materiales pétreos de granulometría uniforme, con tamaño nominal entre 12.5 y 6.3 milímetros, se utiliza generalmente para permitir que el agua de la lluvia sea desplazada por las llantas de los vehículos, resultando en una mejor visibilidad para los conductores.

Material reciclable

Finalmente, es importante resaltar que la mezcla en caliente genera materiales completamente reciclables, pero, además, se pueden utilizar otro tipo de materiales reciclados en su realización, el caucho de llantas desechadas es uno de esos.

Comentarios


0